20 años de Curso de Pintura de Paisaje

Se dice pronto, pero 20 años con una actividad pictórica exitosa, quiere decir, cuando menos, que es una de las acciones  especialmente asociadas a Albarracín y a su Fundación. Recordamos que este curso comenzó a la par que la fundación, aunque ya se habían organizado unos Encuentros de Pintores previos, con las escuelas taller que se promovieron con anterioridad al proyecto fundacional. Ambas iniciativas se solaparon primero, hasta que se apostó únicamente por este curso superior, que continúa en la actualidad.

Desde hace diez años está dirigido por José María Rueda, en colaboración con  las profesoras Paloma Peláez y  Lourdes Castro, todos ellos pertenecientes al Departamento de Pintura  de la Facultad  de Bellas Artes, de la Universidad Complutense de Madrid. También cuentan con la colaboración de Dora Piñón,  rotunda pintora, y exalumna-becaria de este mismo curso.

Es un curo aplicado, en el que se trabajan temas distintos cada año, pero siempre al aire libre. Los participantes se dividen en grupos asociados a ámbitos diferentes del paisaje de Albarracín, en los que van rotando diariamente el colectivo de profesores mencionados, enriqueciendo las aportaciones del tema a tratar. Con los trabajos realizados  se monta una exposición final, hoy en la Torre Blanca, y además se puede optar a las denominadas Becas Albarracín.

Han sido en conjunto 30 los participantes becados, dos cada edición, puesto que este aliciente se incorporó al curso unos años después. Estas becas supone el facilitar la estancia durante dos semanas en Albarracín (normalmente se alojan en alguna de las residencias de la Fundación) y el pagar los materiales necesarios para la realización de un trabajo personal que acaba exponiéndose en la torre Blanca también. De esta exposición particular la fundación se queda, por selección de los profesores, con dos obras, que se incorporan a la colección pictórica de la Fundación, expuesta en la residencia de Santa María de forma permanente.

En esta edición, las becas han recaído en Maria Reig Calabuig, de Valencia,  y Mabel Sierra, de Madrid, con pinturas bien diferentes, homogeneizadas en impactantes manchas de color. Las menciones han sido tres: Maite Unzurrunzaga, Emilio José Marco y Juan Manuel Gabarra. Recordemos que el tema trabajado en esta edición ha sido “la Luz en la Pintura de Paisaje: Tono y valor”, trabajada en el mirador de la plaza mayor, el el jardín del palacio episcopal y en el aparcamiento de la torre Blanca.