Restauración del patrimonio de Albarracín

Intervenciones

Para el año 2018 se han previsto las siguientes intervenciones:

 

Catedral de Albarracín

Este monumento, junto con el Castillo de la ciudad constituyen los hitos históricos más importantes de Albarracín. La Catedral se construye en el siglo XVI y se reforma en el siglo XVIII. Claro está que este edificio se levantó en primer lugar sobre la antigua catedral medieval y su previa mezquita mayor.

Es una iglesia de nave única, cubierta por bóveda estrellada, y capillas laterales entre los contrafuertes. Tanto la capilla mayor como el coro prolongan su nave central a uno y otro lado, en sendos cuerpos añadidos al volumen central. Sin bien destacan la capilla de las Almas (s. XVII) y la del Pilar (s. XVIII), recuperada el año anterior, son muchas las novedades encontradas en los trabajos de restauración.

Destacan las huellas medievales pictóricas (capilla del Bautismo) y arquitectónicas (capilla de Santa Ana). La interesante decoración del siglo XVI de la capilla de la Circuncisión y de la Inmaculada, reinstalando el retablo de la primera y de los Santos Reyes, de este mismo siglo XVI. Por último, la ambientación colorista con simulados marmolizados de la parte celeste y basal de la nave central, perteneciente al siglo XVIII.

El objetivo con la intervención en la Catedral para 2018 es desarrollar la primera fase del proyecto de conservación preventiva para la catalogación, inventariado y ordenación de los muchos bienes almacenados en distintos espacios, incluyendo la adecuación de los espacios destinados a almacenes. Estas actuaciones están financiadas por el Fondo de Inversiones de Teruel, a través de la Consejería de Presidencia.

Con esta restauración se recupera el esplendor histórico de la Catedral, que además se puede disfrutar con las visitas guiadas que organiza la Fundación. Resulta especialmente interesante constatar el proceso de esta intervención, con el antes, durante, y después. El Centro de Información de la Fundación coordina estas visitas.

 

Ermita de la Virgen del Carmen

Es una ermita del siglo XVIII, que está construida en mampostería, con nave única, atrio semiabierto y techumbre a cuatro aguas, bajo la que se sitúa la puerta adintelada. Cuenta con una nave desde la que se accede a la sacristía, sobre la que se localiza el campanario. Es un patrimonio que presentaba graves patologías provocadas sobre todo por la humedad, tanto de los tejados, como de los muros perimetrales. En 2017 se intervino en el exterior de la ermita, cubierta y muros. La intervención prevista para el ejercicio de 2018 se centra en el interior, tanto de la nave como de la sacristía y el atrio. Corregir las patologías provocadas sobre todo por la humedad y restaurar las pinturas del interior serán las actuaciones que se llevará a cabo. También esta actuación será financiada por el Fondo de Inversiones de Teruel a través de la Consejería de Presidencia.

 

La Muralla

El recinto amurallado de Albarracín constituye uno de los valores emblemáticos de Albarracín. Cerró la primera medina islámica, adaptándose a su crecimiento y a las necesidades defensivas durante el resto de la Edad Media. Los trabajos de restauración de este bien se centran, concretamente, en el extremo sur de la muralla, donde se acomoda al pronunciado meandro del Guadalaviar, sobre los estratos altos de la roca. Es un tramo muy deteriorado, a veces oculto por la maleza, que normalmente ha servido de muro de contención de tierras. Se ha trabajado en su lienzo occidental, junto a la catedral y en el único torreón que dibujó su prolongación, así como en el sector que va desde el Museo de Albarracín hasta la Torre Blanca, cuyo tramo final pretendemos abordar este año. Se ejecuta con el apoyo económico de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, en anualidades sucesivas.

 

Casa de la Comunidad de Albarracín

La casa de la Comunidad de Albarracín es un edificio del siglo XVI, donde estuvo ubicada la sede de la Comunidad histórica de Albarracín hasta su traslado a Tramacastilla. Desde 1856 es propiedad del Ayuntamiento de Albarracín. En el año 1998 la Fundación Santa María recibió el encargo de su restauración adaptando el edificio como dependencias administrativas. Con esta restauración se recuperaron los espacios originales ya que el edificio había sido muy alterado al haber adaptado en él diversas viviendas.

El Ayuntamiento de Albarracín quiere ceder el uso de este edificio a la Fundación Santa María de Albarracín para instalar en el mismo el que podríamos denominar Museo del Territorio, espacio dedicado tanto al medio natural como al histórico de la Sierra de Albarracín. En este ejercicio de 2018 se van a llevar a cabo las obras de adecuación para este fin: se van a corregir las patologías provocadas por las humedades y la falta de mantenimiento en el edificio durante muchos años, la restauración de las pinturas murales de la sala denominada “capilla”, así como la revisión y mejora de las instalaciones de electricidad y calefacción.
Esta actuación se llevará a cabo subvencionada por el Fondo de Inversiones de Teruel, a través de la Consejería de Presidencia.

 

Mejoras de la Casa de Santa María

Es un interesante edificio del siglo XVIII, que fue intervenido por la Fundación ya en el año 1998, convirtiéndolo en una de las residencias culturales de esta institución. Pasados los años y como también ha ocurrido en el resto de las instalaciones culturales primeras hemos de mejorar su dotación, atendiendo la instalación de duchas en los baños, sustituyendo sus actuales bañeras, el aislamiento y mejora total de su cubierta, así como la revisión de los aislantes térmicos de algunos de sus muros perimetrales
Esta actuación está financiada por el Fondo de Inversiones de Teruel, a través de la Consejería de Presidencia.

 

 

Categoria:
Etiquetas: