Se mejoran diferentes piezas de la Catedral y de su Museo.

El Curso de Restauración de Tejidos 2017, se ha enfocado en la intervención de piezas de diferentes tipologías (tejidos planos y volumen) y tamaño (pequeño y gran formato), y piezas que se siguen usando en la actualidad, planteando y analizando la intervención más adecuada para cada una de ellas, adaptando su tratamiento en algún caso a su ubicación. Aplicando en las intervenciones realizadas, los criterios y conocimientos adquiridos con la formación de conservador y restaurador de obras de arte, y ampliados con los criterios y procesos de restauración de tejidos.

Se ha continuado la labor iniciada en el curso anterior, de intervención de urgencia en los tapices de la Serie de Gedeón (siglo XVI), de la colección ubicada en el Museo Diocesano, concretamente en el tercero de esta colección ,correspondiente a “Las pruebas”. Esta labor se ha realizado in situ, y ha estado encaminada a estabilizar y minimizar los deterioros provocados por el uso e intervenciones inadecuadas realizadas en un pasado. No ha sido una restauración, sino una labor de mínima intervención para evitar que ciertos daños presentes en la pieza (relais, acumulación de suciedad en las fibras, bolsas y tensiones provocadas por costuras inadecuadas del forro) pudieran seguir dañando a la pieza. La intervención se ha realizado con el tapiz colgado expuesto en la sala, por lo que se ha limitado al anverso del tejido al no ser posible su traslado al taller de restauración. Para ello se ha realizado una limpieza mecánica por aspiración y esponja de humo para eliminar la suciedad de polvo acumulado entre las fibras,   cierre de relais, y descosido de las tensiones producidas por el forro mal cosido. La intervención realizada, no afecta para una futura intervención de restauración.

Como ejemplo de tejido plano de pequeño formato, se ha intervenido en un cubrecáliz y una cortinilla de Sagrario. En ambos tejidos, se han aplicado procesos de intervención propios de la restauración de tejidos. Limpieza acuosa, alineado de las fibras, tinción de hilos y soportes para la consolidación del tejido, dando la posibilidad de poder aplicar los conceptos y técnicas en restauración de tejidos aprendidos durante el curso.

Además de piezas planas es habitual la intervención de piezas de indumentaria (piezas con volumen), interviniendo en una mitra.  Su estado de Conservación era estable y no tenía daños significativos. El problema se presentaba en la conservación de la pieza en su almacenamiento, manipulación y posible exposición en un futuro. El proceso de facturación de la pieza, era el principal causante de los daños  de la mitra y limitaba su intervención. El hilo de seda que fija el bordado de las aplicaciones metálicas, se rompía con la manipulación, desprendiéndose del tejido. Por lo que se analizó la necesidad de proteger la pieza tras la fijación de las aplicaciones metálicas sueltas y débiles. Seleccionando un tejido semitransparente adecuado a la pieza, realizando un encapsulado de protección con tul. También se ha realizado un relleno interior para evitar tensiones y peso en el interior de la mitra.

En el caso de piezas que se seguirán usando tras su restauración, se ha intervenido en un estandarte de seda bordado y pintado. Es en estas obras, cuando nos damos cuenta de la necesidad del trabajo entre restauradores de diferentes especialidades o del poder tener conocimiento de diferentes especialidades para afrontar estas obras. Los daños que nos encontramos en estas piezas se centran principalmente en manchas de uso (grasa y humedad) y daños de almacenaje y manipulación. Siendo una pieza textil, se ha intervenido como tejido y como pintura (lienzo pintado y aplicado en el tejido), pero con la dificultad de no ser posible separar los soportes por la facturación de la pieza, interviniendo en ambos soportes a la vez. Dando como resultado final una pieza estabilizada y útil para seguir siendo usada.

Pero es igual de importante la restauración como una adecuada conservación después de la intervención. Se han realizado soportes de almacenamiento para las piezas intervenidas con materiales de calidad de archivo para una mejor conservación de la pieza.

Este es el penúltimo curso de restaruación aplicada que promueve la fundación, que finalizará con el de ” Conervación preventiva”,  y que se desarrollará a continuación. A lo largo del año se han aplicado siete cursos en especialidades diferentes. 

 

 

Categoria: Agenda cultural
Etiquetas: