Elaboran el Plan Básico para la Ordenación Mueble de la Catedral

Concluye el último de los cursos deL Ciclo de Formación en Restauración Mueble que organiza la Fundación con el INAEM (Instituto Aragonés de Empleo) y con el asesoramiento de IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España). Se trata del Curso de Conservación Preventiva, que este año se ha centrado en la elaboración del Plan Básico para la Ordenación de Bines Muebles de la Catedral de Albarracín.

Su trabajo ha durado los veinte días del Curso en el que además de las  clases teóricas, han desarrollado un magnifico proyecto básico, necesario para la Fundación, en su trabajo de restauración integral de la Catedral de Albarracín. Una vez concluida la restauración monumental; es decir, de lo que ve el público normalmente, en su afán de concluir con el conjunto del complejo artístico, pretende también poner orden en los numerosos almacenes y bienes muebles que posee el edificio, acumulados durante toda la rica historia de la construcción más importante de la localidad. Se trata de poner orden  y de completar si ha lugar el inventario de todo lo mucho almacenado en los sótanos de la catedral, y en otros espacios complementarios.

Con este curso se han definido los distintos almacenes temáticos, así como su necesaria acomodación para la preservación de los bienes que contengan. Han estudiado la viabilidad de estos espacios, para un adecuado almacenamiento temático, evaluando los riesgos y posibilidades de estos habitáculos, atendiendo entre otros los aspectos la accesibilidad, seguridad, condiciones ambientales, mobiliario, etc. Según las características de las habitaciones-almacén, se ha pensado en los tipos de bienes muebles que cada espacio podría albergar, estudiando los condicionantes concretos que se han de ejecutar en el acondicionamiento de cada uno, proponiendo el mobiliario más idóneo, según las piezas a guardar.

Ha sido una tarea ardua; un reto muy práctico para los alumnos, y muy provechoso, por sus resultados, para la fundación. La tarea de coordinación y de dirección del curso ha sido compartida por las especialistas, Diana la Fuente y Teresa Gil, con participaciones consecutivas de una semana de duración cada una.