La frenética actividad de la Fundación Santa María de Albarracín queda patente en su balance anual

16066d2f-b36d-4103-85de-656020df1235

La consolidación del Centro de Restauración y la innovación tecnológica destacan como logros significativos del último año.

En su afán por recuperar y revitalizar el patrimonio cultural, la Fundación Santa María de Albarracín se ha mantenido sumamente activa a lo largo del año 2023.

En el ámbito de la restauración de bienes culturales, destaca la conmemoración del XXV aniversario del Ciclo Formativo de Cursos Superiores de Conservación y Restauración, con un significativo impacto para los especialistas del sector. Este hito se celebró con el lanzamiento de un nuevo curso centrado en nanotecnología y láser, que se incorporará al calendario de cursos habituales, para consolidar aún más la posición de la Fundación en el panorama nacional. El Centro de Restauración continúa expandiéndose y es ya un referente en la provincia y sus alrededores: durante el año pasado, se presentaron más de veinte propuestas para intervenir en distintos monumentos de la zona, y los técnicos llevaron a cabo trabajos en diferentes localidades como Molina de Aragón, el Maestrazgo o la Escalinata de Teruel.

Con la firme intención de mantenerse a la vanguardia, el año 2023 marcó un periodo de innovación tecnológica para la Fundación. Se emprendió una reestructuración total de su sitio web, habilitando la posibilidad de compras en línea, marcando un paso audaz hacia la modernización. Además, con el propósito de enriquecer la experiencia de los visitantes, se implementó una PWA (página web progresiva) en el museo de Albarracín y en el Castillo. Asimismo, se planea crear una experiencia similar este año para el Museo Diocesano y la Catedral. Esta iniciativa proporciona contenidos ampliados y traducidos a varios idiomas, con el objetivo de satisfacer las necesidades del creciente público internacional.

Durante todo el año, la programación cultural habitual ofrecida por la Fundación Santa María ha abarcado una amplia variedad de cursos y seminarios, destacando el prestigioso Seminario de Fotografía y Periodismo, así como el Curso Internacional de Filosofía, Literatura, Arte e Infancia, ambos con gran repercusión internacional. Además, el Palacio de Reuniones y Congresos ha acogido diversos eventos científicos, jornadas, reuniones y congresos de gran relevancia cultural y social, coordinados desde la Fundación. En las 123 acciones emprendidas durante el año, se ha contado con la participación de más de 4.300 personas. Desde sus inicios, la entidad ofrece una propuesta cultural de gran calibre, que atrae a un amplio público y a profesionales de diversas áreas.

Paralelamente, se han organizado nueve exposiciones, algunas de considerable relevancia, como por ejemplo, la exposición de paisajes de la colección Circa XX, o los dibujos del artista cubano Raychel Carrión, entre otras. Sin embargo, este año no se ha podido llevar a cabo el conocido Ciclo de Música de Albarracín, que solía ofrecer una amplia variedad de conciertos.

En la actualidad, la entidad gestiona un conjunto de trece infraestructuras culturales, seis de las cuales se centran en actividades museísticas y en la atención a los visitantes, formando parte del conjunto denominado 'Albarracín. Espacios y Tesoros', ofreciendo la visita en exclusiva a los principales monumentos de la ciudad, sumando valor añadido a cada uno de ellos. El número de visitantes atendidos en los museos y en las visitas guiadas supera los 33.000, lo que supone un incremento importante con respecto a los números del año anterior.

Albarracín destaca a nivel nacional e incluso europeo como uno de los conjuntos histórico artístico mejor conservados. Esta distinción se debe en gran medida a la labor incansable de la Fundación, que durante más de veintisiete años ha trabajado arduamente a pesar de las debilidades que caracterizan a este territorio rural. Su esfuerzo continuo está enfocado en potenciar y ampliar la oferta cultural de la zona.

Artículos relacionados

© Fundación Santa María de Albarracín.