Textiles centenarios para la formación de técnicos restauradores

Restauración textil_tapizsigloXVI

El XXVI Ciclo Formativo de Restauración de Bienes Culturales comienza con la especialidad de tejidos.

El Curso de Conservación y Restauración de Tejidos que organiza la Fundación Santa María de Albarracín, ha tenido lugar entre los días 1 al 19 de abril, bajo la dirección de la profesora Ana Isabel García.

Continuando con la línea aplicada en cursos anteriores, en este se ha realizado la intervención de varias piezas textiles de diferentes épocas y tejidos, que presentaban distintas patologías, con el fin de que la formación sea lo más amplia posible. 

Los diez alumnos participantes, procedentes de diferentes comunidades autónomas, han recibido clases teóricas sobre las fibras textiles, los ligamentos empleados en la ejecución de los tejidos, así como de los más importantes procesos de conservación y restauración, y el almacenaje de las obras.  

En la parte práctica, desde la primera semana de curso, se ha continuado con la restauración de varias piezas que ya se empezaron a intervenir en el curso del año pasado: una casulla, con su estola y manípulo, de 'damasco de vestido' espolinado en oro, del siglo XIX, de la localidad de Mas de las Matas del Bajo Aragón. También han seguido trabajando sobre la casulla (también con su estola, manípulo y cubre cáliz) de la Ermita de San Antonio de Tronchón del Maestrazgo. La restauración textil emplea métodos de trabajo y procesos muy lentos, que requieren mucho tiempo, como por ejemplo el teñido de hilos y tejidos, que resulta esencial para correcta consolidación de las obras.  

Los alumnos y alumnas, junto con la profesora, eligieron de la sala capitular de la catedral de Albarracín una dalmática con collarino, confeccionada en tejido labrado de fondo de raso morado, con tramas de hilos metálicos plateados y dorados, datada en el siglo XX, para comenzar la restauración de una pieza desde cero y poder aprender todo el proceso.  

Otra de las obras intervenidas es uno de los tapices expuesto en el Museo Diocesano, confeccionados con lana y seda natural en Bruselas, en el taller del célebre tapicero Frans Geubels, en la segunda mitad del siglo XVI. En concreto se ha actuado sobre el paño titulado 'Los elegidos'. En él se ha realizado un tratamiento de conservación preventiva consistente en la limpieza mecánica con esponjas de humo y micro-aspiración, con aspiradores de potencia regulable; eliminación de los abolsados que producía la costura inferior del forro y cierre de relés mediante costura. Los relés son las grietas que el tejedor produce en la unión entre dos zonas de distintos colores, que en alguna ocasión estaban deterioradas y en otras nunca se llegaron a realizar.  

Con este curso se da inicio al ciclo formativo que este año celebra su XXVI edición y se hace posible gracias al patrocinio del Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo. El próximo lunes comienza el siguiente, que es una de las novedades incorporadas este año a su calendario, bajo el título 'Aplicaciones de la nanotecnología en conservación y restauración del patrimonio'.  

Artículos relacionados

© Fundación Santa María de Albarracín.