Exitoso Curso de Restauración de Pintura de Caballete

Acaba de concluir el curso de Restauración de Pintura de caballete que se inció el pasado 16 de septiembre. Durante las tres semanas habituales que dura el curso se han intervenido nada menos que 14 piezas distintas de la Catedral, algunas de ellas iniciadas en el Curso del año anterior, igualmente dirigido e impartido por la técnico, Silvia Carrasco.

En primer lugar, el retablo de San  Sebastián y San Agustín ha quedado totalmente concluido. Se han retomado las cinco piezas ya intervenidas en el curso previo, cambiándoles los bastidores, para su definitiva reinstalación en  los huecos de dicho retablo, perteneciente al siglo XVII. Son los lienzos de las calles laterales, que por estar pegados al muro trasero de la capilla en la que aparece embutido el retablo, ha resultado especialmente dificultoso su acomodo. Tras su reintegración previa, acomodada a la nueva estructura, se ha dado la capa final de acabado para esta difícil colocación en el bien del que procedían.

También se han concluido tres lienzos apaisados pertenecientes al  retablo de la capilla de las Almas, igualmente del siglo XVII. Son tres pinturas de naturaleza tenebrista, con fondos muy oscuros enmarcando las figuras. Aparecieron los lienzos claveteados a la propia estructura del retablo dando la impresión de haber sido reaprovechados. Quizás el trabajo más costoso en este caso, haya sido la limpieza de los mismos por estar salpicados de numerosísimas manchas provocadas por las ceras de las velas que seguro se colocaron encima del altar, pegadas al retablo. La reintegración y el acabado han sido las labores finales de estos lienzos, como se acostumbra.

Por último, también se han intervenido parcialmente, aunque dado su tamaño ha sido mucho el trabajo realizado,  seis sargas pictóricas del desconocido “monumento funerario” que descubrieron en este mismo curso de la edición pasada. La restauración de sargas marca la singularidad del aprendizaje, con necesarios cambios estructurales y en el soporte, y minuciosas labores de limpieza y reintegración. En este catafalco se continuará interviniendo en los cursos posteriores dada la entidad del bien, perteneciente al siglo XVIII, y de naturaleza eminentemente popular.

Han sido diez las alumnas/o participantes, algunas de ellas repetidoras de otros cursos, procedentes de distintos lugares del país, las que han desarrollado este impecable trabajo de restauración, que contribuye a la indiscutible mejora de la Catedral de Albarracín. Los dos últimos cursos que quedan por impartir son el de restauración de documento (del 19 de septiembre al 7 de octubre) y el de restauración textil (del 10 al 28 de Octubre).

.

Categoria: Agenda cultural
Etiquetas: