Finaliza el curso de restauración de documento gráfico

Esta semana toca a su fin el curso de Conservación y Restauración de Documento Gráfico. Los trabajos prácticos realizados han consistido en la restauración de un pasionario del S.XVI, perteneciente al archivo musical de la Catedral de Albarracín;  la restauración de carteles didácticos  de Josph Achile Comte,  realizados en la segunda mitad del S.XIX, que pertenecen a la colección didáctica del IES Vega del Turia de Terue, y,  por último, un cartel de toros de gran formato, fechado en 1942.

En la restauración del Pasionario se han seguido las pautas de las intervenciones de los pasionarios que se restauraron en los dos últimos cursos, y que se acometen conjuntamente con el curso de restauración de encuadernaciones. En primer lugar, se realizó una descripción de las obras, estudiando su estado de conservación para realizar una propuesta de un tratamiento de limpieza del soporte, comenzando por una limpieza por aspiración; Después se ha abordado una limpieza mecánica para eliminar la suciedad acumulada en superficie, con esponjas.  También Se ha decidido hacer un tratamiento de limpieza acuoso debido al exceso de suciedad que tenía

Una vez realizado el proceso de limpieza y alisado de las hojas se han realizado la uniones de desgarros y la reintegración del soporte perdido. El pasionario completo poseía múltiples desgarros, de echo, las primeras hojas estaban completamente desgarradas por la mitad, y la costura ya no cumplía su función de unión y consistencia. De este modo queda restaurado el cuerpo del libro para que en el próximo curso de encuadernación finalicen el tratamiento.

En cuanto a los carteles didácticos, muy afectados por ataque de microorganismos, ha sido necesario hacer el tratamiento de desecación de los hongos y eliminar la tela a la que estaban unidos para poder realizar una limpieza por capilaridad y reintegrar las faltas de soporte. Por último,  se han adherido a un soporte de tela para dotarles de la estructura original.

En cuanto al cartel de toros indicar en primer lugar el alto grado de deterioro que poseía, estando además impreso en un papel de muy baja calidad dado su carácter efímero, de manera que hemos tenido que hacer diferentes pruebas,  dándole sobre todo,  unidad estructural, como base de conservación del mismo cartel, de gran formato para más complicación.

Estos cursos, destinados a restauradores de Bienes Culturales, tienen una carga teórica para introducir a los diez alumnos participantes, en los criterios de conservación y restauración de documento gráfico, acompañado de la ejecución de maquetas previas al trabajo en obra real. Recordamos, por otra parte, que se organizan en colaboración con el INAEM (Instituto Aragonés de Empleo), y el IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España). El ciclo terminará con el curso de Conservación y Restauración de Tejidos que comienza la próxima semana.