Finaliza el Curso de Restauración de Encuadernaciones.

Este curso para técnicos en restauración se inició el pasado 4 de octubre, y finaliza el viernes 22 de este mismo mes. Han sido tres semanas de arduo trabajo en el que diez restauradoras han acabado intervenido en las encuadernaciones de diez libros pertenecientes a los fondos de la Catedral de Albarracín, con patologías y materiales diferentes,  que comprenden  el periodo que va de los siglos XVII al XX. Estos ejemplares formaban parte del variado cómputo de materiales que fue sometido al tratamiento por anoxia, por parte de la Fundación. Antes de abordar este trabajo, se familiarizaron con pequeñas maquetas de encuadernación, simulando los pasaos básicos a seguir en las intervenciones reales.

Las encuadernaciones ejecutas son las de los siguientes libros:

 

  • Dos pasionarios (el Nº2 y 3ª) que se comenzaron a restaurar en el curso anterior de documento gráfico, donde se restauraron las hojas de papel. Se ha finalizado su restauración y el montaje de las encuadernaciones, de pergamino flexible, a las cuales se le han realizando injertos en papel y cosido con cintas de piel. Ambos ejemplares son del siglo XVII. 

 

  • Dos misales en piel completa dorada: «Missae Romanum» (1820), con cierres metálicos y «Missae in Agenda Defunctorum» (1855). El primero de estos se han eliminado ciertos añadidos de intervenciones posteriores, devolviendo al libro su estado original, reforzando esquinas y la zona de la gracia y la cofia, con papel de Kozo que posteriormente se ha reintegrado cromáticamente. El segundo de los ejemplares posee piel completa con una cruz dorada a mano a base de rueda de dorar. Se ha desmontado por completo, colocado unos cartones nuevos, ya que los originales estaban sin cohesión alguna entre las fibras siendo unas tapas muy frágiles. La piel se ha limpiado por el interior injertado, reintegrado cromáticamente y colocado de nuevo. Las guardas se han tratado  por humectacion controlada con Sontara, se han laminado y vuelto a colocar. 

 

  • Un «Missae pro defunctis” (1900) realizado en tela estampada en oro con guardas de peines, que poseía diferentes daños tanto en el papel como en la encuadernación. Se ha desmontado y cosido nuevamente. Posee tapas de madera recubiertas en piel completa de color negro con decoración dorada de motivos vegetales y cierres metálicos. Se ha realizado un tratamiento sobre las guardas, las cuales estaban muy dañadas, se ha reproducido una cabezada similar a una de las originales, puesto que tenía una de ellas perdida . La madera ha sido recompuesta en las zonas perdidas como esquinas y gracias, para seguidamente ser cubiertas con diferentes capas de papel, reintegrándose en color posteriormente. 

 

  • Un «Rituale Romanum» (1795) que presenta el código de conducta que debe de seguir un exorcista, además, muestra como se debe impartir los sacramentos y ritos de la iglesia Católica.

 

  • Y por último un «Kyriale» (1906) que contiene el conjunto de cantos gregorianos usados en el ordinario de la misa. No poseía ninguna tapa de encuadernación, lo que ha permitido, siguiendo referencias bibliográficas de otros ejemplares, encuadernarlo con una encuadernación de conservación en piel completa, con guardas a la catalana y cabezada de conservación. 

 

El conjunto de  estas encuadernaciones partían de patologías diferentes como suciedad superficial, restos de cera, exfoliación y perdida de la piel de recubrimientos, o pérdida de cabezadas y papel de las guardas, daños por intervenciones anteriores mal ejecutadas, etc. Con su restauración se han recuperado su funcionalidad, y aspecto; Para cada uno de ellos  se ha fabricado además una caja de conservación con la que garantizar la perdurabilidad.

Los dos últimos cursos con los que finaliza este ciclo, en su XXIII edición, serán el Restauración y Conservación de Documento Gráfico, que comenzará el próximo lunes 25 de octubre, y el de Restauración y Conservación de Tejidos, que lo hará el 15 de noviembre.