Finaliza el Curso Superior de Restauración y Conservación de Pintura de Caballete.

Se han intervenido tres lienzos de gran formato de tres siglos diferentes.

El curso de restauración y conservación de pintura de caballete comenzó el pasado 22 de agosto, y finaliza hoy, día 10 de septiembre. Se ha actuado sobre tres lienzos que datan de diferentes siglos (XVI, XVII y XVIII); pertenecientes a los almacenes de la Catedral de Albarracín.

En estas tres semanas de formación teórico-práctica, las diez técnicos especialistas, graduados en Restauración y Conservación de Bienes Culturales, procedentes de Andalucía, Madrid, Murcia y Teruel, han llevado a cabo la intervención de tres lienzos de gran formato: un lienzo que representa a San Vicente y Santa Catalina de Siena datado en el siglo XVI, el segundo lienzo intervenido es una representación de San Juan Evangelista, del siglo XVII y la tercera obra atendida es un paisaje en el que se ve representado a San Pablo ermitaño orando en el desierto datado en el XVIII.

Se seleccionaron estos tres lienzos atendiendo a su nivel de deterioro.  Los tres presentaban patologías muy diferentes entre ellos, debido al paso del tiempo y al desgaste de sus materiales constitutivos. Dos de ellos no tenían soporte, habían perdido su bastidor original y urgía ponerlos en un nuevo soporte que cumpliera su labor sustentante.

En síntesis, las labores de restauración y conservación comienzan con un minucioso estudio previo y la realización de los mapas de daños, en este caso los tres presentaban pérdidas importantes. Con posterioridad se aborda la meticulosa labor de restauración: limpieza de la tela original y consolidación del soporte, colocación de injertos, puentes de hilo y soldadura de hilos originales hilo a hilo, todo ello con fibras, hilos y telas con similares características de trama y urdimbre, grosor y material de la tela original.

Debido a las numerosas pérdidas de capa pictórica, el proceso de estucado y posterior reintegración cromática ha sido muy laborioso. Con la reintegración cromática lo que se pretende conseguir es recomponer la unidad estética de la obra, integrando los faltantes mediante un equilibrio cromático. En el reverso se realizaron labores de limpieza de la tela original y consolidación del soporte. Para reforzar el soporte y facilitar su posterior colocación en un nuevo bastidor se añadieron bandas perimetrales de una tela similar a la original. Para finalizar, otro paso importante es la protección de la obra.

Los tres lienzos se colocaran en unos nuevos bastidores encargados a medida y que cumplirán con las necesidades especificas de estas obras. Posteriormente serán embalados siguiendo los criterios de conservación para obras de pintura de caballete y guardados en los nuevos almacenes de la Catedral de Albarracín, situados en la Sala Capitular de la misma. Recientemente se han adecuado estos almacenes dotándolos de un nuevo equipamiento específico para el correcto almacenamiento de obras de arte.

 

Este ciclo superior de formación en restauración se desarrolla con la inestimable colaboración del INAEM, y con el apoyo del IPCE. Si bien este es el quinto curso aplicado en este ejercicio, la actividad se retomará el próximo 19 de septiembre con el curso dedicado a la Conservación y Restauración de Documento Gráfico.