restauracion textil

Finaliza la restauración de los textiles históricos de Orihuela

Esta semana finaliza el Curso de Restauración Textil, con el que se concluye también la progresiva restauración del conjunto litúrgico de Orihuela del Tremedal. Se trata de una completa colección de textiles litúrgicos del siglo XVI, que se han ido restaurando en estos cursos, y que en concreto, está constituida por  una formidable capa pluvial, así como alguna casulla,  estola y manipulo, sin olvidarnos de las dos dalmáticas de intervención actual, con cuya restauración se finalizan los trabajos, dirigidos por Estrella Sanz.

Conviene apuntar que este extraordinario conjunto textil está elaborado en terciopelo, con bordados en seda e hilo metálico, y  forros de lino posteriores a la pieza original. Poseen además  singulares decoraciones en cartelas, en la zona inferior de las pieza, tanto en la parte delantera como trasera, y también en las mangas, aunque su estado de conservación general  era francamente  deficiente.

Sus daños comienzan por presentar múltiples intervenciones de diferentes periodos históricos, no realizadas con los actuales  criterios de restauración. Presentan, además,  lagunas en el tejido original de terciopelo, con serios desgastes de éste. Por otra parte, en el forro de lino azul se pueden observar diferentes manchas, importantes deformaciones y lagunas puntuales.

Junto a estas dos singulares piezas, también se ha vuelto a intervenir en los dos estandartes procesionales de Albarracín, éstos del siglo XIX, correspondientes al Santo Cristo y la Virgen, patronos de la ciudad, y que se vienen utilizando en sendas procesiones festivas. Hemos de señalar que los problemas de estas piezas se deben a acusadas deformaciones y desgarros provocados por pérdida de trama, sobre todo ocasionados por la manipulación de las piezas  en su utilización anual.

En términos generales la restauración se ha centrado en una primera limpieza mecánica por micro aspiración, eliminando a su vez manchas puntuales de cera; se han corregido en lo posible las deformaciones, y se han sometido las piezas a una consolidación mediante costura y soportes textiles parciales, entonados al original, siendo las alumnas las que tiñen en clase tanto los hilos como los tejidos nuevos, utilizados para la posterior consolidación. Evidentemente todo ello acaba, con la elaboración de los pertinentes informes sobre el tratamiento realizado realizado.

Cabría plantear en un futuro curso el planteamiento de una adecuada conservación, atendiendo especialmente su correcto almacenamiento y posible exposición. con ello se pretende asegurar el futuro de estas piezas ya restauradas. En cualquier caso, con este curso finaliza el ya XVIII ciclo formativo para técnicos en restauración, organizado por esta Fundación en colaboración con el INAEM  ( Instituto Aragonés de Empleo) y el IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España).

[Not a valid template]

 

Categoria: Agenda cultural
Etiquetas: