La formación de Conservación Preventiva se centra en el Museo Diocesano de Albarracín

Este segundo curso de restauración del año, se centra en la Conservación Preventiva, aplicada  al Museo Diocesano de la ciudad. Este curso es el único del ciclo,  que dura tan solo dos semanas consecutivas, y excepcionalmente, contará con tres profesores diferentes, en esta edición: Manuel Blanco y Sonia Tortajada esta semana, y la siguiente con la profesora

Teresa Gil.

Es habitual que se estudie el Museo Diocesano, que precisamente por  su tratamiento desde este mimo curso en ediciones pasadas, cuenta  con  un Plan de Conservación Preventiva, analizado por los  participantes del  curso, que sirve para su estudio de caso y revisión  anual, al margen de  algunas otras tareas desarrolladas en el Museo de  Albarracín, por  sugerencia concreta de la Fundación Santa María de  Albarracín,  reponsable de la gestión de ambos Museos, del Castillo  Principal, y de  la Catedral, dentro del complejo denominado Albarracín, Espacios y  Tesoros.

El montaje último de este Museo del  palacio episcopal,  renovado hace cinco años, se hizo siguiendo los criterios decisivos de  este mismo curso de Conservación Preventiva, dirigido entonces por Juan Antonio Herráez, aunque su montaje primero se realizó hace ahora veinte años, con la restauración del propio palacio episcopal, inaugurado por S M la Reina Sofía.

Los participantes provienen de diferentes lugares del país (Madrid, Guadalajara, Alicante, Vizcaya), aún con una mayoritaria participación de aragoneses. Algunos de estos participantes repiten en esta docencia especializada que ofrece Albarracín para los restauradores. En concreto hasta cinco de los participantes son repetidores, que ya han participado en alguno de los cursos del ciclo, que ya está en su decimoctava edición.

Recordamos que este ciclo esta financiado por el INAEM (Instituto Aragonés de Empleo), y con el profesorado propuesto por el IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España), y que es un ciclo de amplia repercusión y reconocimiento dado su carácter práctico,  la duración de los cursos, de nada menos tres semanas consecutivas, y la impartición por profesionales de gran experiencia, avalados por el Instituto referenciado.

Categoria: Agenda cultural
Etiquetas: