Gisela Fernández-Pretel logra la Beca DKV Seguros del Seminario de Albarracín

La 21ª edición de la cita de fotoperiodismo se clausuró ayer

La madrileña Gisela Fernández-Pretel fue este martes la fotógrafa galardonada con la Beca DKV que anualmente concede el Seminario de Fotoperiodismo de Albarracín, que celebró su última jornada.

Como siempre fue un día de abrazos, despedidas y buenos augurios, entre las 180 personas que se han reunido en la cita desde el viernes, entre alumnos y ponentes. De abrazos, y también de suspense, durante los instantes previos a que la organización desvelara los premiados de este año entre los mejores trabajos presentados por los asistentes al seminario, que en 2022 ha llegado a su vigesimoprimera edición.

Tras las deliberaciones que tuvieron lugar durante la tarde-noche del lunes por parte del jurado, formado por los responsables del seminario y una selección de ponentes, se falló que la madrileña Gisela Fernández-Pretel obtuviera la Beca de fotografía DKV Seguros dotada en 8.000 euros.

Gisela Fernández-Pretel es una fotógrafa documentalista especializada en fotografía de viajes y trabajos con ONG y sobre derechos humanos. Formada en la EFTI y en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, aparcó su primera vocación profesional, el marketing, en favor de la fotografía. En la actualidad colabora de forma activa con Cirugía en Turkana, un proyecto de cooperación sanitaria puesto en marcha por cirujanos españoles en Turkana, al norte de Kenia.

A su vez, Virginia Villacisla obtuvo la Beca EFTI, que le permitirá realizar gratuitamente el curso de Fotoperiodismo y Reportaje en EFTI, Centro Internacional de Fotografía y Cine de Madrid, valorado en 2.280 euros.

Por último se entregaron las prestigiosas Becas Albarracín 2022 a los siguientes participantes: Mauro Curti, María Gregori, Rebeca Mayorga, y María Torija.

A todos ellos les espera un intenso trabajo que tendrán que desarrollar en los próximos meses, supervisados por Sandra Balsells. Dichas becas otorgan la invitación a la edición del siguiente año y la oportunidad de presentar un proyecto fotográfico en pantalla grande ante todo el público.

Las conclusiones por parte de Antonio Jiménez, director-gerente de la Fundación, de Sandra Balsells y de Gervasio Sánchez fueron el punto y final a cuatro días de frenética actividad; dónde han primado las amistades, las enseñanzas, los reencuentros, la pasión por una misma afición, y las reuniones nocturnas con proyecciones improvisadas al resguardo de las murallas.

También es de justicia mencionar el esfuerzo que realiza la librería Railowsky de Valencia, una de las grandes referencias españolas en librerías especializadas en el mundo de la fotografía y la imagen, atendiendo sus puestos de venta y aportando tanto las últimas novedades como incunables publicados sobre el arte fotográfico.