Con restauración de encuadernaciones arranca el ciclo formativo de este año

En el curso de restauración de encuadernaciones realizando estas semana,s  se ha interviniendo sobre varios libros impresos en latín datados en los sigos XVII y XVIII, pertenecientes al archivo catedralicio y musical de la misma Catedral:

– Un breviario de 1733 “BREVIARIUM ROMANUM EX DECRETO SACRO-SANCTI CONCILIJ TRIDENTINI RESTITURUM…” realizado en plena piel de badana negra con tapas de madera dorado con ruedas y florones en los planos y lomo. Posee cierres metálicos, cortes dorados y cincelados.

– Tres misales romanosque contienen todas las ceremonias, oraciones y rúbricas para la celebración de la misa en el rito romano. Entre los que encontramos el “MISSALE ROMANUM, EX DECRETO SANTCROSANTI CONCILII TRIDENTINI RESTITUTUM…”(1751); realizado en plena piel negra con tapas de madera dorado en los planos con rueda y florón central con cierres metálicos de bronce.

– Dos cantorales, uno de ellos ha perdido la encuadernación y sus primeras hojas, y el otro impreso en Zaragoza en 1612, es un cantoral Pasionario:“OPUS HARMONICUM IN HISTORIA QUATUOR EVANGELISTIC CONSCRIPTA-ANNO1616 ” impreso por Joannem a Lanaja et quartanet (impresor de relevancia en la zona ). Este último con encuadernación reutilizada en pergamino.

Tras introducir a las 10 alumnas en el mundo del libro, creando varias maquetas de encuadernación y realizando clases teóricas sobre la encuadernación y la restauración de libros, se comenzó a intervenir sobre cada libro. El proceso concreto contempla los siguientes puntos:

–  En primer lugar, se abordó una descripción de cada obra, observando su estado de conservación, preparando igualmente una propuesta de tratamiento, única para cada ejemplar.

– Se efectuó después una limpieza mecánica, eliminando la suciedad superficial, polvo, detritus, y hasta algún pequeño insecto como arañas.

– La unión de cortes y desgarros sobre el papel de las hojas, y algún pequeño injerto, es otro de los tratamientos puntuales que se han realizado, preparando así el cuerpo del libro para la restauración posterior de la encuadernación.

– La limpieza de las cubiertas de piel, es uno de los pasos que dan vida a nuestras encuadernaciones, ya que a la vez de limpiar e  hidratar la piel, nos permite observar con mayor claridad la decoración de estas.

– Se han restaurado varias cabezadas originales; otras que se habían perdido han sido confeccionadas siguiendo los criterios de conservación. Se han incluido de nuevo cintas de registro en uno de los misales (previa restauración de ellas), y remplazamos los refuerzos de pergamino que están rotos por unos nuevos de papel japonés (kozü,papel de fibras largas y resistentes).

– Las cubiertas de las encuadernaciones han sido todas conservadas, realizando diversos injertos en las partes faltantes utilizando piel de aspecto y textura similar, y papel japonés que posteriormente es reintegrado cromáticamente con acuarelas. Para un buen acabado después de todos estos tratamientos, aplicaremos un producto hidratante y protector, que dará mayor flexibilidad y durabilidad a nuestras cubiertas, permitiendo el uso de cualquiera de las obras.

Cada libro irá incluido dentro de una caja de conservación, realizada en cartón con reserva alcalina, y una carpeta con toda la documentación y los restos de la encuadernación que no se ha incluido, como pequeños hilos, papeles de refuerzos, etc.

Categoria: Agenda cultural
Etiquetas: