- Fundación Santa María de Albarracín - https://fundacionsantamariadealbarracin.com -

La Unión Europea aprueba un proyecto cultural en el que participa Albarracín.

El proyecto aprobado se llama “Sonotomia” y une, de forma innovadora, música, patrimonio y tecnología, en Portugal, España y Hungría. Se trata  de analizar la “anatomía de sonidos  en lugares únicos”, centrado en el uso de tecnologías digitales para estudiar y desarrollar las relaciones entre la música y los paisajes sonoros, en tres entornos específicos: rural, marítimo y urbano, contextos identificativos de cada uno de los socios impulsores del proyecto. Se trata de reenfocar el patrimonio, tanto intangible, como físico, a través de la música y sus respectivos marcos espaciales.

El liderazgo del proyecto le corresponde a Portugal. Es la asociación Pedra Angular, responsable del festival Terras sem Sombra, ubicada en el Alentejo portugués. Es una institución de la sociedad civil, impulsada desde un territorio de baja densidad poblacional, que pudiera indicar un cambio de rumbo, en atención a otros territorios emergentes en Europa. Precisamente por ello, para Portugal adquiere un sabor muy especial, dada la complicada disputa entre proyecto  de instituciones muy fuertes, de diferentes puntos de la geografía europea, que pone de manifiesto el relieve de Alentejo, adquirido con el trabajo iniciado por “Tierras sem Sombra” en el año 2003, convirtiéndolo en un destino relevante de arte y naturaleza.

Igualmente importante resulta para Albarracín y su Fundación. Si bien la comarca de Albarracín  padece, como toda la provincia de Teruel en Aragón, la sangría de la despoblación, es sustancialmente importante destacar el papel de la Fundación Santa María de Albarracín, en el indudable posicionamiento de su excepcional patrimonio, como definitiva alternativa de futuro. Esta fundación ha desarrollado un  ejemplarizante proyecto de gestión integral del patrimonio, atendiendo, su restauración primera y la adecuada activación cultural, además de atender el complejo de infraestructuras culturales generado con la sistemática rehabilitación previa. También aquí la música ha formado parte sustancial de este singular engranaje, a través de la organización de algunos cursos de música y de un formidable ciclo de conciertos anual, que cumple nada menos que 21 años, entre otras programaciones culturales.

La aportación técnica viene de Hungría. El Spatial Sound Institute, con sede en Budapest, ha desarrollado una convincente e innovadora tecnología de sonido digital para trabajar los paisajes sonoros en aras a la promoción del patrimonio cultural. Esta tecnología se centra en el uso avanzado de 4DSoundSystem que también permitirá el crecimiento  de la comunidad profesional en Europa.

Como indica el mismo Jose Antonio Falcao, director general de Terras sem Sombra y lider del proyecto, “Hay un fuerte compromiso de equipo del proyecto SONOTOMIA para conquistar nuevas audiencias y no sólo para territorios periféricos, sino también para realidades artísticas y técnicas que aún no son accesibles para grandes audiencias. Continua indicando: “queremos atravesar fronteras y mostrar una Europa diferente inspirada en sus identidades de sonido”.

Según la Agencia Ejecutiva para la Educación, Audiovisual y cultura, organismo de la Unión Europea que gestiona los fondos internacionales destinados a cultura, recibieron para este programa un total de 346 solicitudes para la última convocatoria, de las que han sido seleccionadas 87 a efectos de financiación comunitaria, uno de ellos el implicado con esta Fundación Santa María de Albarracín.