Restauración del patrimonio de Albarracín

Restauración monumental en Albarracin

Cada año se realizan determinadas intervenciones de Restauración monumental en Albarracín con las que se pretende mejorar el aspecto de nuestra ciudad y así mostrarla aún más impresionante de lo que ya es a nuestros visitantes.

Catedral de Albarracín

La intervención integral de la catedral de Albarracín es una de las obras más importante que la Fundación está ejecutando, y sin duda alguna, de las más significativas abordadas hasta la actualidad. Se construyó en el siglo XVI y se redecoró en el siglo XVIII, aunque otras obras menores han ido modelando siempre el monumento. Su restauración se ha ido abordando por fases. En la primera se atendió la cubierta, los accesos por la plaza de la Seo, el coro y habitáculos complementarios. Con posterioridad se restauran los apéndices al cuerpo central: capilla de las Almas, su sacristía (S. XVI), capilla de la Presentación (S. XVI), la del Pilar y sacristía principal (S. XVIII); también se sustituyó el pavimento de este espacio y del mismo cuerpo principal, aprovechando para la colocación de su calefacción. En la última fase se han restaurado los muros exteriores del monumento, incluidos los óculos y contrafuertes, y en este ejercicio pretendemos atender el interior del mismo en su nave central, incluido el presbiterio, y las capillas laterales.

La Muralla

El recinto amurallado de Albarracín constituye uno de los valores emblemáticos de Albarracín. Cerró la primera medina islámica, adaptándose a su crecimiento y a las necesidades defensivas durante el resto de la Edad Media. Los trabajos de restauración de este bien se centran, concretamente, en el extremo sur de la muralla, donde se acomoda al pronunciado meandro del Guadalaviar, sobre los estratos altos de la roca. Es un tramo muy deteriorado, a veces oculto por la maleza, que normalmente ha servido de muro de contención de tierras. Se ha trabajado en su lienzo occidental, junto a la catedral y en el único torreón que dibujó su prolongación, así como en el sector que va desde el Museo de Albarracín hasta la Torre Blanca, cuyo tramo final pretendemos abordar este año. Se ejecuta con el apoyo económico de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, en anualidades sucesivas.

Iluminación de Albarracín

Este proyecto de iluminación artística del conjunto histórica de Albarracín, está promovido por el Ayuntamiento de la ciudad, con el apoyo económico de la obra social de Ibercaja. El Ayuntamiento ha contratado la obra civil de esta nueva instalación con la fundación, contando con la financiación de la fundación para el desarrollo de la Sierra de Albarracín. Los trabajos consisten en la canalización de esta nueva instalación, acometiendo el rozado de fachadas y el pertinente zanjeado de calles, la apertura de arquetas, la colocación de tubos y cables, así como su mimética ocultación. Es un arduo trabajo que pretende desarrollarse en la primera mitad de este año.