Se halla, despiezado, un buen retablo en los almacenes de catedral.

El reto para el alumnado del curso, y tras una valoración inicial con la dirección de la Fundación, ha consistido en levantar de nuevo el retablo que se encontraba desmontado y, en cierto modo, perdido, puesto que los distintos elementos que forman la mazonería de dicho retablo estaban desubicados y descontextualizados mientras que otros, no se sabía ni de su existencia. Tras ir encajando el puzle, y ver que la mazonería estaba completa, dada la excepcionalidad del retablo y su buen estado de conservación en general, se optó por hacer un esfuerzo ímprobo restaurándolo y montándolo en tres semanas. El impecable trabajo y el esfuerzo continuo de los diez alumnos venidos de toda España ha dado un resultado inmejorable, y la obra retablística, de estilo renacentista luce ahora en la capilla de la Inmaculada del siglo XVI, conocida como Parroquieta, que se encuentra en el mismo recinto de la Catedral. Se ha elegido dicha capilla por dar concordancia cronológica a la factura de la obra con el espacio que la alberga.

 

El otro de los retablos intervenidos es el que preside la Capilla de las Animas, y que acoge en su hornacina central a la patrona de Albarracín, Santa María, además de albergar una urna de cristal en la mesa de altar, donde se expone la “Virgen de la Cama”, iconografía de la dormición de la virgen. Es un retablo de grandes dimensiones con pinturas sobre lienzo y una mazonería dorada y policromada, de corte clásico, S.XVII. La intervención ha supuesto el desmontaje de distintos elementos del ático con el fin de consolidar, limpia, corregir anclajes y proteger el oro y la policromía; así mismo se ha consolidado y limpiado la capa pictórica de los distintos lienzos que conforman el recorrido iconográfico.

 

 Este Curso Superior de Conservación y Restauración de Retablos, de carácter eminentemente práctico, se ha desarrollado del 30 de mayo al 17 de junio; esta organizado por la Fundación Santa María de Albarracín en colaboración con el IPCE (Instituto de Cultural de España) y el INAEM ( Instituto Aragonés de Empleo), formando parte del ciclo de los siete cursos anuales, sobre diferentes materias de restauración, que ya se encuentra en la veinticuatro edición. Este ciclo formativo va dirigido a profesionales de la conservación y restauración de bienes culturales,  y en concreto, reúne a diez alumnos de procedencias muy diferentes, todos ellos con el Grado Universitario terminado, y muchos de ellos con el Master por finalizar o ya adquirido. El curso en concreto está a cargo de Ignacio Barceló Blanco-Steger, profesor de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Escultura de Valladolid..