Fotografía y Periodismo concluye con la entrega de Becas.

Finalizó la primera edición poscovid. Llegó el día de las despedidas, de los buenos augurios, los abrazos y la promesa del reencuentro prevista para el 22 al 25 de octubre de 2022. Con el deseo de que la pandemia esté erradicada y se pueda realizar como antaño, con el 100% del aforo; pasar de los 140 inscritos este año, al doble. Tanto la organización como la fundación ya están trabajando en el próximo congreso, rememorando al hermoso tango ‘Volver’ que en la voz de Carlos Gardel nos recuerda que “que veinte años no es nada…”.

La mañana de clausura se presentó intensa, no sólo por las emociones.

 

Los encargados de cerrar las ponencias matinalesfueron José Luis Amores y Jesús Micó. Ambos coincidieron en analizar las tendencias y formas de expresión de las últimas generaciones.

El primero, presente en el seminario desde 2015, codirige con Agustín Pérez de Guzmán Ballester, el Centro Internacional de Fotografía y Cine(EFTI) desde su fundación en el año 1987.

Amores realizó un interesante análisis a las diferentes formas de fotografiar, basándose en las últimas promociones de alumnos que han pasado por su escuela.

Por su parte Jesús Micó, nos habló acerca de los principales parámetros de la fotografía española de autor tras el último cambio de siglo. Presente desde que se entrega la Beca Kursala. Licenciado en Medicina y Doctor en Bellas Artes (especialidad de fotografía), este fotógrafo andaluz nacido en Cádiz en 1962, reside en Barcelona y se dedica a la creación, gestión,investigación y docencia de la fotografía. Combina la enseñanza de la fotografía con su obra personal y elcomisariado de exposiciones de autores noveles.

Como director de la Kursala, la sala de fotografía de la Universidad de Cádiz (UCA), fue quien seleccionó y entregó la beca a José Manuel Soto. Esta conlleva a realizar una exposición individual en la sala Kursala de la Universidad de Cádiz y la publicación de un fotolibro (que no catálogo) paralelo. El fotolibro esde libre creación autoral, pero debe versar sobre el mismo proyecto que la exposición.Las condiciones de ayuda para ambas actividades serán exactamente las mismas que se han concedido a todas las personas que han participado en la programación de la citada salade la Universidad de Cádiz.

Los galardonados con las Becas de esta edición

Llegados a este puntosólo faltaba desvelar el secreto mejor guardado por la organización, como eran los nombres de los alumnos becados.

Tras las deliberaciones durante la tarde-noche anterior por parte del jurado, formado por los responsables del seminario y una selección de ponentes, se falló que Joaquín Tornero Núñez obtuviera la Beca de fotografía DKV Seguros dotada en 10.000 euros por su trabajo en el barrio madrileño de La Cañada Real.

A su vez, Beatriz Rivas Meco obtuvo la Beca EFTI pudiendo realizar gratuitamente el curso de Fotoperiodismo y Reportaje en el Centro Internacional de Fotografía y Cine (EFTI), valorado en 2.280 euros.

Dicho curso durará seis meses entre enero y junio de 2022 (fechas probables). Tres meses son presenciales en Madrid y en los otros tres desarrollará un proyecto que contará con un seguimiento permanente de los coordinadores del curso con reuniones cada tres semanas.

Y por último se entregaron las prestigiosas «Becas Albarracín 2021» a los siguientes participantes: Flor Adela, Baltasar López; Brais Lorenzo y Santiago Donaire.

A todos ellos les espera un intenso trabajo, que tienen que desarrollar en los próximos meses, supervisados por Sandra Balsells. Dichas becas otorgan la invitación a la edición del siguiente año y la oportunidad de presentar un proyecto fotográfico en pantalla grande ante todo el público.

Las conclusiones por parte de Antonio Jiménez, director-gerente de la Fundación, de Sandra Balsells y de Gervasio Sánchezpusieron punto y final a cuatro días de frenética actividad; dónde han primado los reencuentros tras el aplazamiento del pasado año, las enseñanzas, la pasión por una misma afición, las medidas sanitarias y las reuniones nocturnas improvisadas al resguardo de las mascarillas y las murallas.“Que veinte años no es nada…”.